Vox y sus militantes ven completamente lógico que no puedan concurrir a las elecciones agrupaciones o partidos políticos que no renuncien a “fragmentar España”, al igual que se ilegalizó a Batasuna en 2003 por su vinculación con ETA.

Así es como lo ha expresado Espinosa  de los Monteros, su portavoz en el Congreso de los diputados, quien también ha recalcado en una entrevista en RNE, que “hará todos los esfuerzos” posibles por situar fuera de la ley a los partidos que no crean en la unidad de España.

Después de las palabras que le dirigió Javier Ortega Smith, concejal en Madrid, al PNV sobre que promoverían su ilegalización, Espinosa de los Monteros ha hecho un paralelismo con la situación de Batasuna en 2003 cuando se le impidió concurrir a los comicios por “no renunciar a la violencia”, alega que lo que “lo que decimos es igual de lógico”.

El dirigente de VOX prosigue: “antes, en los 90, era la violencia lo que más nos preocupaba, hoy superado ese momento, sigue habiendo objetivos políticos como la fragmentación de España y no tiene sentido que se permita jugar en el terreno del parlamento a quienes no creen en la unidad nacional”.