El pasado 15 de junio, Vox declaró que tras entrar en las instituciones por primera vez van a utilizar la representación que se le ha dado al partido en estas para dar voz a millones de españoles que no tenían voz o no se sentían representados.

En pasadas entrevistas Cs y PP dejaron clara su postura ante hacer coalición con vox , cuya respuesta ante esa alianza fue un rotundo no, aunque contradictoriamente el partido naranja y los populares quieren contar con su apoyo para gobernar.

Vox ha declarado que tampoco van a  apoyar el gobierno de dos partidos si uno de ellos se niega a sentarse con Vox, como es el caso de Ciudadanos.  Según expuso Santiago Abascal: “Es más parecido lo que defienden el PP, Cs y el PSOE entre ellos que lo que defiende Vox” además de anunciar  que no se fía del PP debido a que expone que trataron su acuerdo en Andalucía como «papel mojado». Ahora exige que Cs se siente para dar sus votos.

Vox llega a plantearse si va a permitir que haya gobiernos de izquierda. Esto anuncia que sería una gran ofensa para el partido.