Según ha explicado el secretario general de Vox, Javier Ortega Smith, las vallas actuales de Ceuta y Melilla no cumplen con los objetivos de impedir que los inmigrantes penetren en nuestro país. 

Smith apuesta por construir un muro que sea “impenetrable e infranqueable, teniendo la resistencia, la altura y el grosor que haga falta” para que se garantice su función. Esta propuesta la han llevado al Congreso, junto con otros nueve puntos como que se permita a las fuerzas y cuerpos de seguridad de la frontera usar material antidisturbios (pistolas eléctricas, pelotas de goma, etc.). El objetivo es que se aplique la Ley de Extranjería y que se cumplan las devoluciones automáticas de inmigrantes a sus territorios. También proponen mejorar los métodos de protección de fronteras. 

La formación verde afirma que los inmigrantes lazan piedras, cal viva, ácido, etc. a los agentes, y que este muro servirá para acabar con esta situación, así como frenar también los agujeros que hacen a la red metálica con radiales de batería. Vox asegura que tenemos suficientes recursos para aplicar estas medidas y que se debe exigir colaboración económica a la Unión Europea, puesto que Ceuta y Melilla son también fronteras de Europa.