La sección parlamentaria de Vox ha inscrito en el Congreso una proposición de ley para que se elimine la Ley de Memoria Histórica, una petición que ya expresó el anterior mes de octubre, en fechas próximas a la exhumación del Valle de los Caídos del dictador Francisco Franco.

La petición ya ha sido definida por la Mesa del Congreso, que la ha remitido al Ejecutivo para que le de su aceptación para someterla a discusión. Este acto burocrático es obligatorio para toda proposición de ley, en especial para las cuales el Gobierno tiene que manifestar su opinión acerca de si lo propuesto se acepta o no.

Vox definió la exhumación como “un ataque a la familia” y expresó un ataque en el Parlamento para reclamar que se elimine toda la legislación sobre Memoria Histórica, incluida la estatal de 2007 y las de las comunidades autónomas.
Así lo ha establecido en una de las únicas propuestas que han presentado este nuevo ciclo parlamentario, estableciendo que este tipo de normas intentan desarrollar una visión “sesgada” de la historia y una nueva “verdad oficial”, que según su opinión se fundamenta en el “odio”.

El líder de la formación política, Santiago Abascal, ha denunciado en varios momentos que se comienza con la Ley de Memoria Histórica y la exhumación de Francisco Franco y se termina con la eliminación de la Transición y el derrocamiento de la Monarquía.

En sus propuestas para que se deroguen las leyes sobre la memoria, Vox no piensa en otra ley que sustituya a las actuales, ya que opina que la historia tiene que ser encargada a los historiadores y solamente tratan de derogar las leyes aprobadas en su momento.