De las 27 encuestas publicadas en las últimas dos semanas, alrededor de una veintena de estos apuntan que Vox superará a la formación naranja en los próximos comicios del 11 de noviembre. La formación dirigida por Santiago Abascal se coloca así por encima de los de Albert Rivera, que pierden 35 escaños y sufren una caída de cinco puntos en intención de voto respecto a las pasadas elecciones del 28 de abril.

Desde Génova, no acaba de gustar esta posibilidad de que Vox supere a Ciudadanos en las próximas elecciones generales porque, en el caso de que el bloque de centro-derecha obtuviera suficientes votos para poder gobernar tras el 10N, sería Santiago Abascal y no Albert Rivera el que se convertiría en “socio preferente” del PP, al ser el líder de la formación política con la que negociar en primer término dada su mayor representación parlamentaria.

Según estas encuestas, el PSOE sería la primera fuerza el próximo 10 de noviembre con el 27,6% de los votos, seguido del PP (21,9%), Unidas Podemos (12,6%), Vox (10,5%), Ciudadanos (10%) y Más País (4,5%).

El bloque de la izquierda (PSOE, UP y MP) se mantiene estable, en torno al 44-45% de los votos mientras que el bloque de la derecha (PP, Ciudadanos y Vox) sigue subiendo (42,5%), a pesar de la notable caída de la formación naranja.

Ciudadanos sería la formación que mayor caída experimentaría desde el 28A, cuando consiguió 57 asientos en el Congreso. Descendería en más de 30 diputados y se colocaría como quinta fuerza en torno a 22 representantes (entre 16 y 28).

Más País, la nueva formación de Íñigo Errejón, obtendría 6 escaños (entre 3 y 9), 2 menos que la proyección de la semana pasada. Lo haría por las cuatro ciudades más pobladas de España: Madrid (2), Barcelona (2), Valencia (1) y Sevilla (1). Por último, los partidos nacionalistas y regionalistas se mantienen estables y sumarían entre todos 39 escaños.