La Asociación de Abogados Cristianos denunció al controvertido actor acusándolo de un delito contra los sentimientos católicos. La defensa de Willy Toledo centró su recurso en el mensaje político detrás de sus declaraciones y celebra el triunfo de la libertad de expresión.

 Willy Toledo ha resultado absuelto de los delitos de obstrucción a la Justicia y contra los sentimientos religiosos en una sentencia del juzgado de lo Penal número 26 de Madrid, que le juzgó por haberse “cagado en Dios y en la Virgen” en su cuenta de Facebook.

La Asociación de Abogados Cristianos, inmersa en multitud de querellas similares, le denunció por un delito contra los sentimientos católicos, pidiendo una sanción de doce meses contra el famoso activista social.

Esta resolución, aunque no definitiva, empieza a dar por zanjado un proceso iniciado en 2017, cuando Abogados Cristianos presentó una denuncia contra Willy Toledo a raíz de un mensaje suyo en Facebook de apoyo a las tres mujeres encausadas por sacar en Sevilla una reproducción de plástico de una vagina de casi dos metros (una actuación reivindicativa que fue popularmente conocida como “La procesión del coño insumiso”).

El mensaje, además de muestras de apoyo, rezaba: “Yo me cago en Dios, y me sobra mierda para cagarme en el dogma de la santidad y virginidad de la Virgen María”. A este se le suma un segundo mensaje en torno a la festividad del 12 de octubre: “Me cago en el descubrimiento. Me cago en los conquistadores codiciosos y asesinos. Me cago en la Virgen del Pilar y me cago en todo lo que se menea. Nada que celebrar. Mucho que defecar.”

En la vista oral, Willy Toledo aseguró que en ningún momento busco herir la sensibilidad religiosa de ningún colectivo concreto, sino que sus palabras iban dirigidas en forma de proclama por la libertad de expresión y como protesta contra los juicios políticos. La Fiscalía respaldó su absolución, fallando a favor del derecho a la libertad de expresión, aunque mostró su rechazo al contenido de los mensajes, tildados de mal gusto e inapropiados.